28 Marzo 2018

Cuidados y necesidades de un gato recién nacido

Los gatos recién nacidos necesitan cuidados las veinticuatro horas del día. Si tienen la suerte de poder contar con su mamá, ella atenderá prácticamente todas sus necesidades durante sus primeras semanas de vida. Si tienes que encargarte de un gatito durante sus primeras semanas de vida, tendrás que ocupar el papel de su madre y hacerte cargo de alimentarlos, mantenerlo calientes y hasta ayudarlo a hacer sus necesidades fisiológicas.

 

Los gatitos nacen ciegos, sordos y sin saber hacer sus necesidades por sí solos. No es hasta las dos semanas de vida cuando abren sus ojos por primera vez. Un gato recién nacido depende completamente de su madre para absolutamente todo.

 

Si tu gata ha dado a luz a una manada de cachorritos, lo más importante es mantener el calor de la habitación y de su cama, preparar una caja para los pequeñines y otra para la madre, y a la hora de la alimentación, si todo va bien, no te necesitarán para nada, ya que el instinto materno de la gata es suficiente para alimentarlos completa y correctamente, hasta el destete. Cuando la gata no puede cumplir con su papel de mamá, las crías de gato necesitan que alguien cumpla esas funciones. Si este eres tú, los cuidados que tendrás que darle al gato variarán en función de la edad pero se centrarán, básicamente, en darles alimento, calor y ayuda para hacer sus necesidades.

 

Las necesidades de un gato recién nacido

 

Desde el nacimiento hasta que cumpla las 3 semanas, el gatito necesitará recibir calor las 24 horas del día. Si te acabas de encontrar a unos gatitos recién nacidos, te recomendamos ponerlos en una caja de cartón alta (de unos 40cm) y ancha, con una manta, una botella térmica con agua caliente y tapar a los gatitos con una segunda manta para que queden bien protegidos.

 

Los gatitos tienen que orinar después de cada comida, y defecar como mínimo 2 veces al día, preferentemente después de cada toma de leche. Nunca tendremos que dejar que pasen más de 2 días sin que hagan caca, ya que podría resultar fatal.

 

Lo ideal es que después de cada comida, pasados unos 15 minutos, les ayudemos haciéndoles un suave masaje en la barriga. La idea es ir haciendo círculos en el sentido de las agujas del reloj para activar sus intestinos. De esta manera tan sencilla estaremos favoreciendo que hagan pipí. El tema de las defecaciones puede llegar a ser más complicado, pero podemos facilitarle la labor pasándole por el culito un bastoncillo de las orejas, humedecido con agua templada y unas gotas de aceite de oliva. Si estos trucos no funcionan, lleva a tu gatito urgentemente al veterinario.

 

Será a partir de las 5 semanas de edad cuando tendremos que enseñar a nuestro gato bebé a hacer sus necesidades en una bandeja higiénica.

 

La alimentación de un gato recién nacido

Si tu gatito recién nacido no tiene a su madre para alimentarle, tendrás que ser tú quien prepare su comida y se encargue de darle de comer.

 

El tipo de alimento que tienes que utilizar para un gato recién nacido dependerá de la edad que tenga. Cuando los gatitos tienen entre 1 y 2 semanas de edad, hay que alimentarlos con un biberón con una fórmula especial sustituta de la leche cada 1 o 2 horas. Es muy importante no darles leche de vaca ya que es muy pesada para que la digieran.

 

Entre las 3 y las 8 semanas de vida, los gatitos recién nacidos tienen que empezar a comer alimentos sólidos y a hacer sus necesidades solos. A partir de la tercera semana se les puede ir introduciendo poco a poco alimentos sólidos en su dieta. Hay que tener en cuenta que son aún muy pequeños y todo se tiene que hacer sin prisas.

 

Con 3 semanas de vida, nuestro gatito tendrá que tomar unas 8 tomas de leche, que podemos combinar con pienso húmedo para gatitos. A partir de las 4 o 5 semanas, los gatos recién nacidos tienen que ser alimentados con leche cada 4 o 6 horas.

 

Una vez cumplan las 6 semanas de edad, ya podemos empezar a darles alimentos sólidos, como el pienso húmedo para gatitos. También podemos optar por un tipo de pienso seco y remojarlo con leche, o bien con agua.

 

A partir de las 7-8 semanas, dejan de ser unos bebés. En este momento podremos empezar a alimentarlos únicamente con una dieta a base de comida para gatitos, que cubra sus necesidades nutricionales para poder convertirse en un gato adulto sano.

 

Un gatito empieza a jugar a partir de las 4 semanas de edad

 

A partir de las cuatro semanas, verás que el gatito recién nacido empieza a moverse mucho, a caminar y a querer explorar. Será en este momento cuando empezará también a jugar y a querer investigar todo lo que le rodea. Te recomendamos que en esta etapa adquieras un rascador y sus primeros juguetes, ya que es en este momento cuando el gatito descubre el juego, y casi sin darse cuenta, empieza a perfeccionar sus innatas técnicas de caza.

 

Hasta que no cumplen los dos meses de vida, los gatos recién nacidos dependen exclusivamente del cuidado de su madre o de un humano. Si nos encontramos con un gatito recién nacido y huérfano, será nuestra responsabilidad asumir el papel de mamá gata y darle todos los cuidados necesarios para que el gatito llegue a cumplir las ocho semanas de vida y se convierta en un gatito muy saludable.

15 Junio 2018

¿Es el krill bueno para mi perro?

Antes de responder a la pregunta si el krill es tan bueno como dicen, es importante conocer más cosas sobre él…...
23 Marzo 2018

Cuidados especiales para nuestras mascotas en primavera

El buen tiempo ya está aquí. El 20 de marzo ha marcado el inicio de una de las estaciones del año más agradecidas a nivel climatológico: ni frío ni calor. Unas semanas que nos sientan fenomenal para...

16 Marzo 2018

¡Cuidado con las orugas procesionarias!

La primavera se acerca y se empieza a notar en el ambiente. No lo decimos solo porqué empiecen a subir ligeramente las temperaturas y los días se vayan alargando progresivamente, sino porque apetece más salir a la...

POCURULL, S.L. utiliza "COOKIES" para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorando la seguridad, para obtener una eficacia y una personalización superiores, para recoger datos estadísticos y para mostrarle publicidad relevante.
Si continúa navegando o pulsa el botón "ACEPTAR" consideraremos que acepta todo su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies.