31 Agosto 2017

Conoce la primera gata astronauta, Felicetteé

Felicetteé es la primera gata que viajó al espacio ahora hace casi 54 años y volvió para 'contarlo'. La gata despegó desde el desierto del Sáhara el 18 de octubre de 1963 a las 08:09 hora local dentro del cohete Véronique AGI47 y poco después alcanzó una altura récord de 156 kilómetros. Felicetteé disfrutó de cinco minutos de ingravidez en su pequeño contenedor. Pasados 13 minutos, el cohete descendió y liberó a la gata, que cayó en paracaídas hasta la superficie terrestre. Ningún gato ha conseguido lograr lo mismo.

La historia no le tenía un lugar reservado a Felicetteé, pero el destino quiso que se convirtiera en la primera y única gata astronauta que ha vivido para 'contarlo'.  Si los americanos eligieron a los simios para sus primeros vuelos espaciales y los soviéticos y los chinos a los perros, nuestros vecinos franceses fueron los primeros, y de momento únicos, en una decisión que aún hoy día la comunidad científica no acaba de entender, que optaron enviar a un gato a la atmósfera exterior.


En realidad, el gobierno francés empezó mandando ratas al espacio, pero después de tres pruebas, decidieron empezar los preparativos para enviar gatos. La elección de los gatos era, y como decíamos continúa siendo, bastante extraña. Los gatos no presentan las similitudes fisiológicas con los humanos que tienen los simios ni tienen la capacidad de los perros de obedecer órdenes. Nadie entiende muy bien por qué Francia decidió mandar gatos al espacio, pero el caso es que se seleccionaron 14 felinos como candidatos. 


Este grupo de futuros astronautas felinos fueron sometidos a diferentes tipos de pruebas para valorar su estado de salud y su predisposición al vuelo espacial. Con los resultados en la mano, Felicetteé fue seleccionada junto a otros tres gatos, los diez restantes fueron despedidos por sobrepeso. Si siempre hablamos de la importancia de una alimentación saludable para nuestras mascotas, aquí podemos ver un ejemplo práctico de las consecuencias que puede llegar a tener que éstas no sigan las pautas de una dieta adecuada, el no poder pasar a la historia de los gatos y de toda la humanidad por unos quilos de más.


Siguiendo con la historia de Felicetteé, la verdad es que la gata no era la primera opción para este viaje al espacio exterior, pero cuentan que Félix, el gato seleccionado, se escapó antes del vuelo. Así fue como nuestra gata fue ascendida a protagonista y se convirtió en la primera gata astronauta.  Unos días después, el 24 de octubre, otro gato despegó desde la misma base espacial Colomb Bacar en Hammaguir en el desierto del Sahara argelino, en el cohete Véronique AGI50, pero moriría pocos minutos después por culpa de una explosión en el lanzador. Su nombre nunca fue hecho público y este fracaso sirvió para que Francia suspendiera los vuelos suborbitales de felinos.


Aunque no entró en órbita y fue un vuelo que duró menos de 15 minutos, Felicetteé viajó unos 150 kilómetros en el espacio, donde la cápsula se separó del cohete y descendió en paracaídas. A lo largo de los electrodos de vuelo implantados en su cerebro, la gata transmitió sus impulsos neurológicos. El centro francés d'Enseignement et de Recherches de Médecine Aeronáutica (CERMA), que dirige estos vuelos, declaró que la gatita había hecho una valiosa contribución a la investigación. La prensa británica de la época la llamaba la Astrocat. Entre 1992 y 1997, el gobierno francés honró a Felicetteé con un sello postal.
29 Junio 2017

'Kedi', el documental protagonizado por gatos

El próximo 21 de julio se estrena en España 'Kedi', un documental que sigue a siete gatos por las calles, y tejados, de Estambul. La cinta, opera prima de la directora turca Ceyda Torun, muestra la capital turca desde...

22 Mayo 2017

La historia de Naki'o, el primer perro biónico

Hoy queremos contaros una historia realmente conmovedora y entrañable, la historia de Naki'o, el primer perro con cuatro patas ortopédicas. Naki'o perdió sus cuatro extremidades como...
21 Abril 2017

La representación más grande de lealtad animal tiene nombre: Hachiko

¿Alguna vez has escuchado la historia de Hachiko? Hachiko fue un perro  japonés de raza Akita, que es recordado aún a día de hoy...